La asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC), espera que se haga el reparto a todos los Guardias Civiles de los EPIs adecuados, pues la superioridad ya disfruta de mascarillas de alta calidad.

Tras la visualización de la imagen de una entrevista a altos mandos de la Guardia Civil, se puede observar que la superioridad ya dispone de EPIs adecuados contra el COVID-19, y que estos son de considerable calidad. Desde IGC esperamos por tanto, que ese reparto se extienda con celeridad al resto de los agentes que están cada día trabajando sin apenas medios. IGC, no solo solicita EPIs de alta calidad, sino que pide que se dote a todos los componentes de EPIs adecuados y en cantidad necesaria.

Mientras en los medios de comunicación el Gobierno afirma por activa y por pasiva que nuestros compañeros disponen de los EPIs adecuados en la lucha contra el COVID-19, la realidad es muy distinta.

A pesar de que actualmente hay siete Guardias Civiles fallecidos y una cantidad significativa de contagiados, tenemos constancia de que muchos aún no disponen de mascarillas ni guantes para realizar sus servicios diarios y en caso de disponer de los mismos, estos son insuficientes para todos los componentes y de muy dudosa calidad, restringiéndose el uso de mascarillas y guantes en muchas Unidades, en las cuales por orden de sus Jefes inmediatos, se especifica que solo se usen en caso de síntomas del COVID-19.

Los agentes ya tienen suficiente con hacer bien su trabajo y no están cualificados para valorar si una persona es portadora o no del virus.

Se solicita por parte de esta asociación, el reparto individual a cada componente de servicio una vez este se incorpore al mismo, así como que los EPIs sean adecuados y en la proporción que el tipo trabajo asignado dictamine. También se solicita que los guardias civiles que durante su jornada laboral, estén o puedan haber estado en contacto con una persona con sintomatología de COVID-19, se les haga el correspondiente test, ya que aún hay zonas que a día de hoy siguen sin hacerse, enviando a los agentes a sus domicilios, olvidándose por completo de su salud y su bienestar, así como de la de sus familias.

Esta asociación, ha tenido conocimiento que se ha obligado a trabajar a compañeros con síntomas, o que estos hubiesen podido estar en contacto con personas asintomáticas, siendo este proceder un riesgo a la salud del resto de componentes de la Unidad y de los ciudadanos en general.

Debemos recordar una vez más al Ministerio de Interior, que la Guardia Civil es el Cuerpo de Seguridad con más fallecidos, más positivos COVID-19 y con más personal en cuarentena, siendo los datos a fecha de 11 de abril de 2020:

  • 7 fallecidos en activo por COVID-19
  • 1.200 positivos
  • 2.600 componentes en cuarentena

A la visualización de estos datos tan preocupantes, está claro que no se han tenido en cuenta las medidas de prevención oportunas y muy posiblemente se haya puesto en grave riesgo la vida y la salud de nuestros compañeros, sus familias y el resto de ciudadanos, en especial a nuestros mayores, puesto que son ellos los que más requieren la ayuda de la Guardia Civil.

Desde IGC exigimos el reparto inmediato de los EPIs adecuados y en proporción ajustada a los servicios encomendados a cada Unidad, no jugándose así con la vida y la salud de los Guardias Civiles; así como del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas. Esperamos que estos EPIs no lleguen únicamente a la cadena de mando, olvidándose de quien verdaderamente está en primera línea, después de nuestros sanitarios.

En Sede Central, a 12 de abril de 2020
Junta Nacional

Autor entrada: IGC Profesional