IGC PRESENTA UNA SOLICITUD, PARA APLICACIÓN DE UN PERMISO EXCEPCIONAL POR FALLECIMIENTO

A día de hoy y desde el inicio de esta pandemia, España registra un total de mas de 16.000 personas fallecidas por COVID-19. A estos fallecimientos hay que sumar los que ya de manera habitual ocurren por otras causas en nuestro país.

Desde que se ha decretado el estado de alarma, hemos visto como se han ido tomando medidas más restrictivas de movimiento, entre ellas y de las más duras, no son el confinamiento en nuestros domicilios, sino el drama de no poder despedirse de los seres queridos muertos por COVID-19.

El día 29 de marzo actual se ha publicado la Orden SND/298/2020, del Ministerio de Sanidad, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por COVID-19.

Concretamente se han prohibido todos los velatorios, independientemente de la causa del fallecimiento y se ha limitado la comitiva para el enterramiento o la despedida para cremación de la persona fallecida a un máximo de tres familiares o allegados, por lo que todas las celebraciones de cultos religiosos o ceremonias civiles fúnebres se pospondrán hasta la finalización del estado de alarma y las prórrogas del mismo.

De estas medidas decretadas por el Gobierno no están exentos el personal del Cuerpo, ya que son muchos los que en estas fechas están perdiendo a sus seres queridos, sean o no por COVID-19. A estas pérdidas si le sumamos el drama que supone que no se puedan llevar a cabo los rituales de despedida conforme a las creencias personales de cada persona, puede desencadenar en un duelo patológico, ya que se están viviendo situaciones y sensaciones que nunca antes habíamos experimentado.

El funeral es un acto social que se dedica a la persona que ha fallecido, si esto no ocurre, unido además en que muchas ocasiones la despedida del ser querido tampoco es posible, puede conllevar a arrastrar un problema psicológico grave.

Es por todo ello que desde Independientes de la Guardia Civil (IGC), hemos solicitado a la Dirección General de la Guardia Civil que se den las instrucciones oportunas para que todo el personal de la Guardia Civil que haya tenido una pérdida de un familiar de los supuestos que contempla el artículo 17 de la Orden General número 1, de fecha 22 de enero de 2016, por la que se regulan las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil (de primer o segundo grado de consanguidad o afinidad), puedan solicitar una vez finalizado el estado de alarma y sus prórrogas, un permiso por fallecimiento que les permita celebrar el culto religioso o ceremonia civil, suspendido por la Orden SND/298/2020 del Ministerio de Sanidad de fecha 29 de marzo de 2020, ya que en la citada Orden General solo es posible su concesión a día de hoy, al día siguiente de producirse el hecho que los origine.

Junta Nacional

Autor entrada: IGC Profesional