Tag Archive Equiparación

PorIGC Profesional

REUNIÓN CON EL TENIENTE GENERAL JEFE DEL MANDO DE PERSONAL Y FORMACIÓN

El día 12 de Abril de 2018, tuvo lugar una reunión con el Teniente General Jefe del Mando de Personal y Formación.

La presentación en su nuevo cargo ante las Asociaciones, ha transcurrido en un ambiente informal, repasando su paso en la Institución hasta el último destino que desempeña.

Aprovechando la situación, se ponen encima de la mesa varios temas, como los próximos destinos que se publicarán, los cursos de especialización y como no, la ya tan conocida equiparación, dejando claro que aunque IGC no haya suscrito el acuerdo, está tiene que estar presente en la mesa técnica, puesto que tiene mucho que aportar. Cabe recordar, que el próximo día 17 de Abril, comenzarán a trazarse las lineas para llevar a cabo la equiparación y como se van a ir realizando los ajustes en las nóminas.

En resumen, ha sido en reunión en tono informal, donde se ha visto que el nuevo Jefe de Personal y Formación tiene buenas intenciones y ganas de que entre todos sumemos.

PorIGC Profesional

LA SUBIDA SALARIAL DE LA GUARDIA CIVIL O LA EQUIPARACIÓN SALARIAL CON LOS MOSSOS D`ESCUADRA

Hemos asistido en este último semestre a la reivindicación histórica de las Fuerzas de Seguridad del Estado de cobrar lo mismo que sus homólogos de las Policías Autonómicas, y no sin sobresaltos y numerosas manifestaciones en las calles, se ha firmado un acuerdo por la equiparación salarial con el Gobierno de la nación para que se homologuen los sueldos entre todos los Cuerpos de Policía.

No contentos con ello, han sido muchos los guardias civiles y policías nacionales que siguen reivindicando la equiparación salarial, o dicho de otro modo, que, a igual trabajo igual salario, porque entienden que del acuerdo sólo puede deducirse que el Gobierno lo más que ha hecho, ha sido, subir sustancialmente el salario de los guardias civiles, tan bajo, tan bajo, que costaba entender que un Cuerpo de funcionarios que superan oposición, academia de formación y un año de prácticas, para arriesgar no sólo su vida, sino también su integridad física o moral, y estar sometidos a un Régimen Disciplinario que en muchos casos los ahoga, y terminan incluso, suicidándose.

Sigue por tanto el conflicto servido, y las divisiones provocan durante el servicio, no pocas azarosas o enconadas discusiones, entre los que aceptan el acuerdo y defienden a sus dirigentes sindicales o de las asociaciones profesionales, y los que los recriminan por no haber seguido luchando por más, por lo justo, por lo necesario, y por los guardias civiles en Reserva Activa, incluso por los Retirados, y ello, si fuera compatible con el acuerdo propuesto por el Gobierno.

Los hay que creen que la aceptación de todos llegará, en cuanto los guardias civiles vayan viendo incrementada su nómina, y vayan año tras año comprobando que las distancias con las nóminas de los Mossos d´Escuadra, se acercan.

Pero no todos lo tienen tan claro, ¿por qué?, pues porque el dinero sin duda no desagrada a nadie y es fuente de felicidad, pero por circunstancias, siempre nos resulta insuficiente, bien porque se compromete pronto, bien porque entre impuestos y obligaciones preexistentes, la vida nos cambia poco. Así que la demanda de la equiparación se hará crónica, con sus momentos más álgidos, en cuanto se compruebe que las diferencias se perpetúan, sino en tanto, en menos, pero se mantendrán porque ciertamente el acuerdo ha sido metido con calzador, en base a que son muchos los que piden, y muchas las necesidades del país, como que un incremento tan pronunciado no puede ser del agrado de la mayoría de ciudadanos, que les parecerá excesivo, cuando de ser así, no sería sino porque excesiva o abismal era la diferencia de los que durante años y décadas han vivido con menos, por hacer lo mismo.

Largo será pues el proceso, aunque los haya que piensen que en año y medio el salario estará igualado, para allá por el 1 de enero de 2020, que no falta tanto para ello, pero sin ser pesimista el problema estará servido, si llegada esa fecha los guardias civiles siguen sin ver la nómina equiparada con la de los Mossos d`Escuadra, o lo que es peor, que las diferencias de las nóminas entre ellos, -los propios guardias civiles-, son aún más sustanciales, y que son los de siempre los que menos experimentan la subida salarial, para premiar por el contrario, las supuestas lealtades, por no decir la sumisión o aceptación de lo desigual o lo injusto.

PorIGC Profesional

No pedimos la equiparación cuando…

Los Guardias Civiles y los Policías no pedimos la equiparación salarial en 1980, el año con más asesinatos cometidos por ETA. Eran en su gran mayoría Guardias Civiles y Policías. No lo pedimos cada una de las 203 veces que el cuerpo de un Guardia Civil golpeo el asfalto tras ser asesinados por los terroristas de ETA. No lo hicimos en ninguna de las 146 veces que un Policía Nacional dejó viuda, huérfanos o sin un hijo a sus padres por la cobarde acción de un grupo de asesinos.

No se nos ocurrió pedir la equiparación salarial en cada una de las actuaciones de los GEO, como en los 41 comandos terroristas desarticulados por ellos, el rescate de 461 personas víctimas de secuestros o las más de 65 toneladas de cocaína incautadas en alta mar a diversas embarcaciones.

Ni se nos pasó por la cabeza acordarnos de la equiparación en cada uno de los más de 17.559 rescates del GREIM (desde 1981 hasta 2014). No había tiempo para pensar en equiparación cuando las personas temen por su vida y solo los Guardias Civiles y Policías se atreven a subir al fin del mundo y tenderte la mano.

No dijimos una sola palabra cuando la UCO de la Guardia Civil liberó a Maria Angels Feliú, la farmacéutica de Olot. Tampoco cuando se detuvo a un criminal que tenía en vilo a toda España, El Solitario. No mentamos nada de a igual trabajo igual salario tras el esclarecimiento de los casos Pretoria, Púnica o Soule.

Nadie pensaba en el dinero cuando se devanaban los sesos en encontrar a Ortega Lara, se recorrían kilómetros y se buscaba entre las basuras resquicios de vida cuando ya no quedaban fuerzas ni para abrir los contenedores.

Tampoco los Policías de la UDYCO se acordaban de los euros mientras se quedaban sin horas para dormir, en Operaciones como Mira, Niza o Dakar-América. ¿Alguien oyó alguna vez algo de los cientos de agentes de UCE que desarticularon cada comando de ETA hasta reducirla a Cenizas?

¿Escuchasteis pedir la equiparación a los 332 Guardias Civiles de Tráfico que murieron en la carretera?

Podría seguir, los Guardias Civiles y Policías que se encargan de la Seguridad Ciudadana, TEDAX, Unidad de subsuelo, SEPRONA, Policía Científica, Policía Judicial, Información, UIP, ARS, NRBQ, Servicio Cinológico…

Nosotros no somos rojos, azules, morados o naranjas, el único color que luce en nuestro uniforme es el del orgullo de haber cumplido siempre con lo que un día juramos defender. Prometimos defender a España y proteger el ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos. Nosotros siempre hemos estado ahí, siempre, y así vamos a seguir.
Si durante este tiempo nunca pedimos la equiparación fue por una cuestión de entrega con nuestro juramento. Nos faltaron horas.

Hemos estado durante los últimos 30 años sacrificando tiempo de nuestras familias, de nuestros amigos, despidiendo a compañeros asesinados, subiéndonos a un helicóptero a las siete de la mañana o en una embarcación con la luna como única cómplice.

Ahora más que nunca os necesitamos a vosotros, sois nuestra voz. Si alguna vez te has sentido protegida por nosotros, si en alguna ocasión has agradecido que estuviésemos ahí.

Si cuando nos has visto has suspirado de alivio. Si una sola vez has dado las gracias porque con nuestra sola presencia se ha evitado alguna injusticia, no permitas que se cometa esta con nosotros ni un solo día más.

MISMO TRABAJO, MISMO SALARIO.

PorIGC Profesional

Reunión de Sindicatos policiales, con asistencia de las Asociaciones de la Guardia Civil.

Las Asociaciones representativas de la Guardia Civil, acuden invitadas a la I Reunión nacional de responsables sindicales sobre equiparación salarial.

IGC, estuvo representada en la misma por su presidente Joaquín Parra.

Se adjunta copia literal del comunicado expuesto al finalizar dicha reunión.

Al final del articulo, pueden acceder a dicho comunicado y a su descarga.

Comunicado:

Por primera vez en la historia de la Policía Nacional, las organizaciones sindicales hemos
celebrado una reunión nacional de coordinación de responsables regionales y nacionales para
fortalecer la unión y coordinación que estamos manteniendo en la negociación con el Ministerio
del Interior de la equiparación salarial. A esta cita han acudido las asociaciones profesionales de
la Guardia Civil, que nos han acompañado y a las que agradecemos su apuesta y cercanía en este
reto que debe tener un final muy claro: equiparación salarial real sin pérdida de derechos. En la
reunión hemos contado con las intervenciones de los máximos responsables de Interior de los
partidos políticos PP, PSOE y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, que han reiterado su
apoyo en esta lucha; también han compartido con nosotros información sobre retribuciones y
condiciones laborales varios miembros de los Mossos d’Esquadra.
En una semana tan importante como esta -mañana comienzan su trabajo las Mesas
Técnicas de Policía Nacional y Guardia Civil en sendas reuniones en el Ministerio del Interiorqueremos
lanzar tres ideas importantes:
1.- Que si algo demuestra este proceso es que el Gobierno debe abordar cuanto antes
una Ley específica de retribuciones para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que
permita realizar subidas salariales sin depender del resto de la función pública y proteger mejor
los logros que se vayan consiguiendo. En esta reclamación asociaciones y sindicatos estamos de
acuerdo y nos comprometemos a trabajar por ello en esta misma negociación de la
equiparación salarial.
2.- En cuanto al reparto de los 500 millones de euros anuales que, hasta alcanzar los 1.500
millones, se deben destinar entre 2018 y 2020 a la equiparación salarial de ambos Cuerpos,
queremos dejar claro que ambas Mesas Técnicas deben analizar el reparto de los fondos sin
porcentajes o cuotas entre Policía Nacional y Guardia Civil y asignando la cantidad necesaria
para alcanzar el objetivo final. Dejamos claro, por tanto, que tenemos el máximo respeto por
cada ámbito de trabajo de esas Mesas y el dinero que en ellas se decida necesario para
alcanzar la equiparación en cada Cuerpo.
3.- Una vez mantengamos mañana las reuniones de ambas Mesas Técnicas, y dado que
se trata de una cita en la que el Secretario de Estado de Seguridad, que las presidirá, tendrá que
retratarse frente a las líneas rojas que hemos marcado (cantidades y no cesión de derecho
alguno), emitiremos una Circular en unidad de acción para dar cuenta de lo ocurrido en ellas y
de la postura conjunta de sindicatos de Policía Nacional y asociaciones profesionales de
Guardia Civil.

Madrid, 23 de Enero de 2018

Comunicado PDF: CIRCULAR UNIDAD TOTAL 23012018 V2312

PorIGC Profesional

Reunión con Sindicatos de Policía

IGC CONVERSA CON LOS SINDICATOS DE POLICÍA PARA MANTENER LA EQUIPARACIÓN POLICIAL DE AMBOS CUERPOS.

Los Independientes de la Guardia Civil (I.G.C) mantendrá en el día de hoy, 23 de enero de 2018, conversaciones con los sindicatos de policía, junto al resto de asociaciones profesionales, excepto ASESGC que no acudirá, según informó, para persuadirles de la necesidad de mantener la unidad de acción y negociadora para la equiparación salarial con el Cuerpo de los Mossos D’Escuadra, ante el anuncio unilateral de los sindicatos de policía de que solicitarán al Secretario de Estado de Seguridad que el presupuesto a provisionar para conseguirla en tres años, sea dividido en partes iguales entre Guardia Civil y Policía Nacional, con lo que existiría el mismo presupuesto a repartir entre más guardias civiles que policías nacionales, ya que los primeros superan al menos en 13000 efectivos a los segundos, por lo que las cantidades asignadas individualmente serían menores para los miembros de la Guardia Civil, perpetuándose así la diferencia retributiva con el Cuerpo Nacional de Policía, lo cual sería contrario a la propia voluntad del Gobierno de Mariano Rajoy.

Los Independientes de la Guardia Civil (I.G.C), organización profesional, intentarán persuadir a los sindicatos de policía de que dicha medida que van a proponer al Secretario de Estado no prosperará porque será rechazada por el propio Ministerio del Interior ya que, en la tarde de mañana día 24, tan solo dos horas después de que ellos se reúnan en el Ministerio para definir la primera inyección de dinero en las nóminas de los funcionarios, este mismo año, los guardias civiles se reunirán con él, y pedirán justo lo contrario, esto es, que el presupuesto se mantenga sin divisiones y se disponga en condiciones de igualdad para ambos Cuerpos a razón de su número de efectivos.

Igualmente, I.G.C. intentará persuadirles sobre que, en caso de que su propuesta, como presuponemos, sea rechazada por el Gobierno, sufrirán un desprestigio importante en su credibilidad pública, y habrán puesto en grave riesgo la unidad de acción entre ambos Cuerpos de funcionarios, eso si no se hace irreversible la situación y se produce la división que a nadie interesa.

Por tal motivo, los Independientes de la Guardia Civil (I.G.C) aprovechará la invitación de los sindicatos de policía a su asamblea de representantes sindicales y los portavoces de los grupos parlamentarios PP, PSOE y Ciudadanos, para convencerles de buen modo, sin herir sensibilidades, de la necesidad de mantenernos unidos, así como de mantener el presupuesto íntegro, sin fragmentarlo entre ambos Cuerpos.

prensa@igcprofesional.es

PorIGC Profesional

Reunión con PP, PSOE y Ciudadanos

Sólo unas horas después de las reuniones de los Plenos del Consejo de Policía y del de la Guardia Civil, en donde el ministro de Interior se presentó con un compromiso de “hasta un límite de 1.500 millones de euros” adicionales en los presupuestos generales del estado de 2018,
2019 y 2020 para conseguir una equiparación salarial con los Mossos, las asociaciones profesionales y sindicatos de ambos Cuerpos hemos mantenido reuniones con los grupos parlamentarios de PP, PSOE y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, trasladando en todos
los casos las siguientes consideraciones, que mantenemos en unidad de acción:

1.- Sobre la oferta de Interior, máxima vigilancia y cautela para que se mantengan los términos que todos reclamamos: 1.500 millones de euros en tres años, sólo para equiparación y empezando con 500 millones en los PGE de 2018. Sin matices, sin contraprestaciones y sin
recorte alguno de derechos laborales.
Por tanto, si Interior quiere un acuerdo deberá retirar los matices. No es “hasta 1.500 millones de euros”, sino un total de 1.500 millones de euros. Deberá concretarse que en 2018 comenzamos por 500 millones de euros. Tendrán que utilizarse términos inequívocos en cuanto
al compromiso, como “se dotará” o “se incluirá en los presupuestos” y no la fórmula genérica de “solicitar de Hacienda el incremento de partidas”.
Además, el ya famoso punto 4 de la propuesta del ministro Zoido debe desaparecer del documento o no habrá acuerdo. Aquí no hay contrapartida alguna a la equiparación y no vamos a permitir comentarios de última hora de algún alto responsable ministerial del estilo de “si queréis ser como los mossos, lo váis a ser en todo”.
Esto no va de ser como los mossos sino de cobrar el salario que merecemos, el que retribuye nuestro trabajo, el que permite a Interior y a todo el Gobierno sacar pecho de operaciones y excepcionales resultados en todos los ámbitos de la lucha contra la criminalidad. Los derechos profesionales de los policías nacionales y guardias civiles tienen amparo legal (Ley Orgánica 2/1986, Ley Orgánica 9/2015, Ley Orgánica 11/2007, Ley 29/2014) y ni el resto de partidos políticos ni nosotros vamos a permitir el más mínimo retroceso, que además requeriría una mayoría parlamentaria que este Gobierno no tiene. Si Zoido se plantea esta negociación desde ese tipo de comentarios de su equipo ministerial, va a acabar enfrentado a todos los sindicatos de Policía Nacional y asociaciones de Guardia Civil.
En definitiva, no hemos firmado nada y no lo haremos hasta asegurarnos de estos mínimos. Zoido tiene una oportunidad de oro para abrir las mesas técnicas despejando estas dudas; si no lo hace, no habrá nada que negociar.

2.- A los partidos políticos les pedimos apoyo para dos cosas: una, respaldar nuestra postura para que Interior no se aparte de la exigencia que reclamamos; dos, pedirles que, en su momento, apoyen los Presupuestos Generales del Estado para que la equiparación salarial pueda ser una realidad desde este mismo año.
Madrid, 17 de Enero de 2018

PorIGC Profesional

Articulo de opinión – El juego de los trileros

Asistíamos en el día de ayer, cual cónclave papal, al Pleno del Consejo de la Guardia Civil, con ansia por ver la oferta que presentaría el Ministerio del Interior, con Zoido a la cabeza.

Entrabamos por la puerta las Asociaciones con ese aura de saber que nuestras reivindicaciones históricas, podían estar a punto de materializarse en un papel que plasmaría los derechos y deberes de los guardias civiles de hoy y del mañana. Pero la historia nos ha dejado un nuevo escollo en el camino, cual juego de trileros.

Sentados tras una mesa, como puede ser cualquiera de las puestas en el paseo de la playa en Benidorm, se sentó el cabeza visible del grupo trilerista. Con buenas palabras, nos agasaja y, tras las mismas, expone las bonanzas de jugar a su juego.

Nos enseña la bolita. Equiparación total con Mozos de Escuadra. Y 1.500 millones para el Capítulo 1, que suenan como si de una trilogía cinematográfica estuviéramos hablando. Como ágil trilero, esconde la misma en gesto que no se percibe y nos pone los vasos para que destapemos la que contiene la promesa.

Tras las palabras, se nos presenta un documento que quiere abordar la mayor reforma de la historia de la Guardia Civil y la Policía Nacional. En condiciones normales, hablaríamos de un dossier fundamentado donde se habrían escrito cifras concretas, plazos y partidas, reformas laborales adecuadas a los tiempos que corren y otras complementarias para llevar a cabo tal remodelación. Pero no, puesto que lo allí expuesto era una hoja redactada por un becario y con 5 puntos, a cada cual “mas interesante”.

Como turistas ingleses en levante, levantamos el primer cubilete: “El Ministerio del Interior se compromete a impulsar la financiación de la Equiparación Salarial total y completa entre los miembros de la Guardia Civil”. Vaya, nos hemos equivocado y no estaba la dichosa bola. “Impulsar” que bonito término. Nos miramos entre asociaciones y pensamos que quizás habíamos sufrido un despiste y que la bola, estará en el siguiente.

Animosos, escogemos nuestra segunda jugada, ya que el trilero nos lo permite. “… el Ministerio del Interior se compromete a solicitar el incremento de las partidas presupuestarias del Capítulo I de los próximos tres Presupuestos de la Guardia Civil hasta que sea la misma cantidad por agente que desarrolle su actividad en el Cuerpo de la Guardia Civil que la existente en los presupuestos de la Generalitat de Cataluña para financiar a los agentes que hacen lo propio en el Cuerpo de los Mossos de Escuadra hasta un límite de 1.500 Millones de Euros“. ¡Ups! Segundo error. Son “buenos” estos señores y nos aplicado el shuffle de Kansas City, un baile que consiste en que cuando todos miran hacia la derecha, tú miras hacia la izquierda. ¡Grandioso movimiento por su parte! En el segundo cubilete, encontramos palabras como “compromete a solicitar” y “hasta un límite”, que a la larga es como “yo lo pido y si me lo dan bien y si no también” y “si es mas, yo me lavo las manos”. Pero ni rastro de la bolita llamada “equiparación total”.

Miramos al trilero, que en un ejercicio de habilidad nos muestra su tercer movimiento: “Dicha aportación se realizará a lo largo de los tres próximos ejercicios presupuestarios, a razón de un tercio de la cantidad resultante de la negociación en cada uno de ellos.” Esto nos suena mejor. Vamos a seguir con el juego, porque no queda otra y hay que encontrar la dichosa bola.

Y llegamos al encumbramiento del actor, que marcará el devenir de los futuros acontecimientos.

Miramos el cubilete restante y nos decimos “tiene que estar ahí”. Leemos. Punto 4: Las Asociaciones Representativas de los Guardias Civiles se comprometen a aceptar la sustitución de cualquier derecho de carácter sociolaboral que no tengan reconocido los agentes del Cuerpo de los Mossos de Escuadra por aquellos que estos últimos tengan reconocidos para, de esta forma, culminar el proceso de equiparación entre ambos cuerpos. En caso de no resultar posible dicha supresión o requerir un determinado plazo temporal, las cantidades destinadas a financiar tales derechos se restarán de la cantidad descrita en el punto tercero. Aquí personalmente hago un ejercicio de respiración pausada y pienso en Manolo Lama y su ya legendario “¡Ay mi madre, El Bicho!”, porque menudo gol se han marcado.

Los presentes no pueden dar crédito ante sus ojos de que la bolita no salga bajo ese cubilete. ¿Magia? ¿Donde esta la dichosa bolita?

El capitán del trile, se hincha cual pavo real previo al cortejo de una hermosa hembra. Y nosotros asombrados, nos damos cuenta de la estafa.

El principal protagonista nos insta a firmar un acuerdo en blanco, quizás pensando que esperamos buscar otra vez la bolita y caer nuevamente en sus manos. Nos negamos, que somos buenas personas, pero no tontos. Queremos que nos aclaren todos los puntos del documento y solicitamos definir tanto partidas económicas como plazos, además de no dejar en el aire todo a futuros acuerdos políticos.

Se levanta el ilusionista y su séquito y no se van contentos por no poder seguir engañándonos. No acuerdo y no queremos seguir jugando.

Finalizada la reunión y como decía un periodista de radio estadounidense llamado Edward Murrow para acabar su programa, buenas noches y buena suerte.

Delegado IGC Palencia.
subpalencia@igcprofesional.es

PorIGC Profesional

El Ministro de Interior decepciona a los guardias civiles.

Pues ese es el título que, tristemente, debemos dar a la reunión que hemos tenido hoy las distintas asociaciones representativas de la Guardia Civil con el Sr. Ministro del Interior Juan Ignacio Zoido Álvarez.

En la reunión de hoy, el Sr. Ministro ha presentado un escrito en el que pone como cifra tope 1.500 millones de euros, pero no informa de una cuantía mínima, lo que supone que pudieran considerar la equiparación con 300 millones y subirnos 50 euros en nuestra, ya de por sí, mermada nómina y darnos por equiparados.

Por otro lado la equiparación no sería lineal y estaría comparada puesto a puesto con los Mossos, siempre con un límite de 1500 millones, aunque sea necesaria una mayor partida para llevarla a cabo.

A parte de lo anterior, lo que propone el Sr. Zoido es una aceptación de sustitución de cualquier derecho que no tengan los Mossos. Esto quiere decir que nos equipararían “para lo bueno y para lo malo”, pero siempre dejando intocable nuestra carácter militar.

Debido a esto, las asociaciones hemos decidido no firmar ese “contrato” y exponer en la mesa unas condiciones para que la justicia salarial se haga efectiva después de tantos años de lucha por ella.

A continuación pueden leer el manifiesto copiado literal y en formato PDF.

 

 

Comunicado Unidad de Acción

El Ministro del Interior decepciona a los guardias civiles al
no concretar la equiparación salarial

Las Asociaciones Profesionales Representativas de la Guardia Civil, tras la reunión del Pleno Extraordinario
del Consejo de la Guardia Civil en el que el Ministro del Interior se esperaba que diera la cifra de la
equiparación salarial con el Cuerpo de los Mossos de Escuadra tal y como se comprometió el pasado día
26 de diciembre y para lo que se convocó al máximo órgano de representación:
1º.- El Ministro Zoido ha presentado un documento de acuerdo en el que se establece una cifra máxima
para la equiparación “total y completa” de 1500 millones de euros en tres años entre guardias civiles y
mossos de escuadra, pero en ningún caso se establece una cifra mínima. Por tanto, no hay cifra concreta
para los Presupuestos Generales del Estado para 2018 y sólo un compromiso político de impulsar la
financiación de la equiparación.
2º.- No habrá una subida lineal para los guardias civiles sino que esta subida saldría de la comparación
puesto a puesto entre mossos y guardias civiles, se haría efectiva en tres años a razón de un tercio de la
cantidad resultante de la incierta negociación y siempre con el límite máximo de 1500 millones de euros
aunque esa equiparación real exigiese una cantidad mayor.
3º.- Desde el Ministerio del Interior se exige en el acuerdo que las asociaciones profesionales
representativas se comprometan a aceptar la sustitución de cualquier derecho de carácter sociolaboral
“para lo bueno y para lo malo” que no tengan reconocido los agentes del Cuerpo de los Mossos de
Escuadra, poniendo como línea roja el carácter militar de la Guardia Civil que no se modificaría en ningún
caso.
Las Asociaciones Profesionales Representativas en unidad de acción manifestamos:
1º.- Que exigimos 500 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2018
exclusivamente en el Capítulo I dedicado a personal. Creemos que a una mesa de negociación se va con
dinero en la cartera y no con el compromiso de impulsarlo o solicitarlo que es lo que se establece en el
acuerdo que pretende que firmemos.
2º.- Si el Ministerio del Interior convoca a una mesa de trabajo a las asociaciones profesionales
representativas sin una cifra mínima de 500 millones de euros para 2018, será imposible llegar a ningún
acuerdo tal y como hemos manifestado desde el inicio y se lo hemos hecho saber al Ministro en el Pleno.
3º.- No aceptamos el debate sobre una equiparación total y completa que suponga supresión de derechos
sociolaborales adquiridos con mucho esfuerzo durante tantos años y que además se condicione a no
abordar la restricción de derechos que supone el carácter militar de la Guardia Civil, sus peculiaridades
territoriales y otras condiciones específicas del Cuerpo que conllevan una mayor penosidad en la
prestación del servicio al ciudadano.
Nuestro compromiso es total por la equiparación salarial, para que los guardias civiles puedan alcanzar la
justicia retributiva que se merecen y que se nos ha negado durante tantos años. Por ello las asociaciones
profesionales lo seguiremos exigiendo firmemente en unidad de acción.

PorIGC Profesional

Nota Prensa – Equiparación Salarial

Independientes de la Guardia Civil (IGC) no asume el primer acuerdo propuesto por interior para la Equiparación Salarial con las Policías Autonómicas.

El Ministerio de Interior ha instado a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil, entre ellas IGC, a suscribir un acuerdo para la equiparación salarial, si bien de dicho contenido a firmar, no puede deducirse que dicha equiparación salarial vaya a ser una realidad, y no tan sólo un propósito. Ni aún se concretan las cantidades.
Del acuerdo propuesto a firmar por el Ministerio de Interior, tan sólo puede deducirse contenido retributivo, de los siguientes apartados:
1.- Reorganización de las cuantías correspondientes al componente singular del complemento específico actualmente existentes.
2.- Mejorar las capacidades de las unidades que prestan servicios sujetos
a una mayor disponibilidad, así como de carácter rotatorio.
3.- Asumir que los costes soportados por los agentes desplegados en todo el territorio nacional no son homogéneos y que, por tanto, se debe avanzar en las compensaciones para evitar los perjuicios que de ello pudieran derivarse.
4.-Potenciar la Carrera Profesional de nuestros agentes, incentivando los ascensos y eliminando las ineficiencias que, en muchas ocasiones, obligan a estos a renunciar a su promoción ante la falta de estímulos existentes.
Los Independientes de la Guardia Civil (IGC) consideramos que esta propuesta de primer acuerdo desvela que, la inyección retributiva en las nóminas de los agentes incrementará el complemento específico singular, y no el sueldo, que constituye la principal base reguladora para las pagas a recibir, al pasar a la situación de Reserva (semi jubilación o jubilación anticipada) y Retirados (jubilados).
Se primará a los guardias civiles que tienen una plena disponibilidad para el servicio (policía judicial, servicio información, y personal que tiene que llevar teléfono corporativo para su localización y su activación para el servicio en cualquier momento).
Igualmente se primará económicamente a quienes realizan turnos rotarios (servicios de mañana, tarde y noche, festivos y fines de semana). Se incentivará económicamente a quien ascienda, por ejemplo, de Sargento 1o a Brigada, aunque tenga que renunciar al destino, pero compensándolo con una subida salarial que haga atractivo el ascenso.
Establecer diferencias retributivas, premiando económicamente a quienes prestan sus servicios en municipios o capitales de provincia, donde el coste económico es superior, por precio alquileres o inmuebles, desplazamientos, y en definitiva donde hay un mayor coste de vida. Lo que Policía Nacional llama complemento de capitalidad (complemento R3 de territorialidad), o en aquellas Comunidades en las que la vida tiene una mayor carestía.
También deducimos que parte de esa inyección de dinero no irá directamente al salario del agente, sino que se apuesta por el modelo de casa cuartel, y por mejorar sus condiciones, por lo que los policías nacionales, tendrían motivos para querer cobrar más que los guardias civiles que disfrutan de vivienda oficial, que no son en la realidad, ni la tercera parte de la plantilla, según estimación de IGC.
Las cuestiones anteriores, para IGC, sin duda serían objeto de ponderación, valoración, y deliberación, para poder llegar a un acuerdo definitivo.
Propuesta de los Independientes de la Guardia Civil (IGC), para generar un clima de confianza en las relaciones con la
Administración:
Las deliberaciones y negociaciones con el Ministerio de Interior no pueden llevarse a cabo en el Consejo de la Guardia Civil, sino en una comisión negociadora de dicho Ministerio, en la que estarían integrados los más altos representantes.
Las Organizaciones de Guardia Civil y de Policía Nacional, así
como otras organizaciones informales que acrediten su representatividad en Guardia Civil y Policía, deberían estar en dicha comisión, sin llevarse a cabo negociaciones por separado, garantizando con ello la ponderación del reparto retributivo entre ambos Cuerpos, de tal manera que, aunque hubiera alguna diferencia en distintos apartados retributivos, unos compensaran a otros, con lo que la equiparación sería efectiva.
El Consejo de la Guardia Civil está compuesto en su mitad, por los altos cargos de la Institución, y no son por tanto los interlocutores válidos para negociar las retribuciones, pues es el Ministerio de Interior el competente, incluso al margen del Ministerio de Defensa, porque es competencia exclusiva.
Para mejor redistribución que favorezca la equidad, es preciso que las negociaciones incluyan al mismo tiempo a guardias civiles y policías, y no por separado, aunque haya que negociar específicamente determinados apartados de diferente forma, para cada uno de los Cuerpos.
Por tal motivo, ese manifiesto de voluntades del Ministerio de Interior debe mejorarse y debe ser más específico, para que los Independientes de la Guardia Civil (IGC), no tengamos ninguna duda de que no nos condiciona o limita en las expectativas de equiparación salarial de las Fuerzas de Seguridad del Estado, con las Policías Autonómicas.

En Madrid, a 11 de enero de 2018

https://gaceta.es/espana/guardias-civiles-rechazan-acuerdo-que-ofrece-zoido-20180111-1400/

PorIGC Profesional

CIRCULAR DE UNIDAD

Esta mañana, primero a las 11:00 con los sindicatos representativos de Policía Nacional y a las 13:00 con las asociaciones profesionales de Guardia Civil, hemos mantenido una reunión en el Ministerio del Interior, en la que la parte de la Administración ha estado encabezada por el titular del departamento, Juan Ignacio Zoido, acompañado del Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y de los Directores Generales de ambos Cuerpos. El objetivo ha sido iniciar -como veníamos exigiendo en estas semanas- las conversaciones para concretar cifras y plazos en la equiparación salarial dejando, de una vez por todas, las declaraciones políticas inconcretas y pasando ya a sentarnos en una mesa de negociación.

Como principal novedad -ahorramos detalles sobre la valoración que ha hecho el ministro sobre lo que supondría un paso así, que corresponde a otros foros y podremos realizar cuando comprobemos los resultados finales- tenemos claro ya un plazo temporal que, además, coincide con la metodología de negociación: en primer lugar, se convocarían sendas reuniones del Consejo de Policía y de la Guardia Civil (16 de enero) en las que se pondría sobre la mesa el documento que plasme los plazos (tres años, como se había reivindicado), el dinero (la partida está siendo ultimada por el ministro, que se muestra optimista sobre sus conversaciones con Hacienda y nos la dará en las reuniones de los Consejos) y los conceptos salariales a mejorar; y en segundo lugar, y para antes del 20 de enero, se firmaría ese acuerdo.

Sobre los grandes ejes que tiene previsto activar el Ministerio, serían tres y descansarían en principios generales, sobre un plan plurianual que dedicaría los tres primeros años a la equiparación salarial, que son los siguientes:
– Equiparación Salarial: con una apuesta plurianual (los tres años reclamados por todos los interlocutores), para la que sería esencial la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. En este punto, la base del trabajo que propone Interior es el planteamiento de las organizaciones sindicales representativas, que se basa en actuaciones sobre el Catálogo de Puestos de Trabajo, básicamente en sus Complementos Específicos Singulares (CES), además de territorialidad, turnicidad, especialidades, NCD, complemento específico general y carrera profesional, pendientes de cuantificar con los plazos que os hemos detallado.
– Infraestructuras: con un plan que haga frente al deterioro de las instalaciones (mantenimiento y mejoras) y que asuma la construcción de nuevas edificaciones (allí donde no existan o las mejoras a realizar no sean abordables por cuestiones técnicas) para dignificar nuestras dependencias de una vez por todas.
– Material de Seguridad: el objetivo sería potenciar elementos de protección que siguen siendo esenciales y necesarios (chalecos antibalas, trajes TEDAX, escudos, armas, etc.), aquellos otros que incluyen sobre nuestras capacidades operativas (vehículos, medios aéreos y navales, comunicaciones, etc.) y los que son fundamentales para el apoyo técnico de nuestros cometidos (hardware y software, Bigdata, etc.).

Para todo ello habría plazos y estas mejoras, avances y compromisos se pondrán por escrito en el documento que nos presentarán el 16 de enero en las reuniones de los Consejos.

La base de este acuerdo es positiva, pero falta el detalle esencial: plasmar cuánto dinero va a poner sobre la mesa el Gobierno para afrontar este plan, en el que la equiparación es el eje sobre el que debe girar todo lo demás. Por tanto, y aunque los criterios generales nos han parecido adecuados, no vamos a posicionarnos hasta que dispongamos del detalle más relevante, que confirme que Interior va a destinar el presupuesto necesario en esos tres años para eliminar la desigualdad salarial de policías nacionales y guardias civiles con los policías autonómicos, y mantenemos nuestra hoja de ruta conforme al conflicto colectivo.

Todos los sindicatos y asociaciones que firmamos esta Circular tenemos claro cuál es el objetivo final y seguimos cohesionados, unidos, firmes y con la mirada sobre la equiparación salarial. Hoy hemos avanzado en concretar un plazo inminente. Ahora le queda al Gobierno poner sobre la mesa el dinero necesario. Retratarse con hechos, por escrito y con firma.