INDEPENDIENTES DE LA GUARDIA CIVIL (IGC), SE QUERELLA CONTRA LOS AGRESORES DE LOS GUARDIAS CIVILES EN LA FRONTERA DE CEUTA

IGC CRITICA QUE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA DE ESPAÑA Y MARRUECOS, NO SE ADELANTEN A LOS ACONTECIMIENTOS Y LOS IMPIDAN

Independientes de la Guardia Civil (IGC), organización profesional representativa de la Guardia Civil ha anunciado a través de la Letrada Nuria Madariaga, que el martes presentará la querella ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Ceuta contra los asaltantes de la frontera y más concretamente contra los que han lesionado a los guardias civiles en la comisión del delito.

Igualmente IGC solicitará, como acusación popular, que se acuda a todas las posibilidades punitivas del Estado para persuadir con la acción de la justicia a quienes asaltan la frontera española, devolviéndolos al país de procedencia, e ingresando en prisión preventiva a quienes agredieron tumultuariamente a los guardias civiles, tal y como viene haciendo desde hace dos años, ante otros ataques anteriores.
Independientes de la Guardia Civil (IGC), considera el asalto un acto organizado de entidad considerable que evidencia la fragilidad de la seguridad nacional española en el continente africano, y la superación del Estado de Derecho por vías de hecho y acción directa de centenares de extranjeros asaltantes que no huyen de países en guerra o son perseguidos políticos.

IGC considera necesario que en Ceuta y Melilla haya un número considerable de miembros de los servicios de inteligencia españoles, en colaboración cuando sea necesario con los marroquíes, que se adelante y prevean estos ataques, porque no pueden ser invisibles al país vecino y a nuestros servicios de inteligencia, del que todos nos preguntamos para qué sirven si no advierten de estas amenazas para la seguridad nacional.

Si el problema es de efectivos y medios de investigación y preventivos, debería el Gobierno disponer el aumento de plantilla en estas ciudades autónomas y sobre todo abordar el problema de la inmigración ilegal, como una sería amenaza para la seguridad nacional y el orden público, con la dedicación de un número de efectivos similar al empleado en la prevención temprana contra el terrorismo islámico u otros que puedan amenazar a España.

Los centros CETIS debería estar en territorio marroquí, ya que entran y están igualmente, ilegalmente en ese país, por lo que deberíamos adelantar la frontera de Europea a la frontera de los países desde donde se invade Europa.

No será bueno el modelo de desarrollo social y ciudadano del futuro a medio plazo, si las supuestas necesidades de personas de otros países para sacar adelante a la España futura envejecida, se hace de esto modo, en forma de tromba o aventureros violentos, de los que se desconoce todo, y que imponen su presencia en nuestro país por el empleo de la fuerza y la agresión a los agentes fronterizos de España.

Autor entrada: IGC Profesional

Deja un comentario