IGC acudió a la invitación del presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el Senado

Tras la invitación del presidente del PP, D. Pablo Casado, a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil representadas en el Consejo de la Guardia Civil y a los sindicatos de Policía Nacional, el pasado martes 11 de septiembre de 2018, desde Independientes de la Guardia Civil nos vemos en la necesidad de comunicar a nuestros socios y demás interesados, el contenido de dicha reunión, que se prolongó por más de una hora, entre los 12 interlocutores de las organizaciones profesionales y el Sr. Presidente del Partido Popular, el ex Ministro de Interior, Sr. Ignacio Zoido, el ex Secretario de Estado de Seguridad, el ex Director General de la Policía en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, hoy portavoz del grupo Popular en el Senado, Sr. Cosidó, y otros altos responsables en el Senado de la Comisión de Interior.

Por el presidente de Independientes de la Guardia Civil (IGC) se intervino en último lugar, requerido ante la necesidad de no extenderse mucho dada la exigencia de acudir a la sesión del Senado. A pesar de que la atención bajaba de intensidad, la misma fue suficiente para que el presidente del PP transmitiera claras manifestaciones de apoyo a lo propuesto por el interlocutor de IGC, en determinados y concretos puntos expuestos sobre los siguientes temas:

– Expresión de los motivos, por los que IGC fue la única asociación profesional que no suscribió el denominado acuerdo de equiparación salarial de las Fuerzas de Seguridad del Estado con la Policía Autonómica.

Se especifica que el secretario de la asociación con el apoyo de la Junta Directiva no consideró ajustado a derecho, por colisión con la ley de protección de datos, aportar los datos de sus socios para integrar una base de datos conjunta del censo de votantes de todas las asociaciones y sindicatos, comprometiéndose públicamente en desarrollar por su cuenta con garantías esa consulta, sobre la aprobación del acuerdo salarial en los términos ofrecidos por el Ministerio de Interior, siendo que por mayoría de dos tercios fue rechazada por los socios de IGC que votaron con una alta participación del total de los mismos, en más del 75% del censo.

Que si el resto de asociaciones y sindicatos hubieran tenido un poco de paciencia y hubieran esperado el SI de IGC, tal vez prolongando una semana las conversaciones/negociaciones, pues había tiempo, con modificaciones o mejoras, se hubiera consensuado posiblemente el acuerdo con el 100% de los representantes.

Es de significar que la promesa del resto de asociaciones y sindicatos de llevar a cabo la misma consulta, y aún de iniciada, supuestamente saboteada informáticamente, tras denunciarse y publicitarse en medios de comunicación, no se ha obtenido ninguna sentencia que avale la presunción de sabotaje, y sin que la misma se intentara de nuevo.

– El presidente de IGC, igualmente expuso lo inadecuado de la asignación de vacantes mediante la libre designación, poniendo como ejemplo las de Policía Judicial, a lo que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado estuvo de acuerdo y dio instrucciones en ese momento a los representantes del partido en Congreso y Senado para que promovieran acciones parlamentarias que hicieran cesar esa forma de adjudicación de vacantes “a dedo”.

Recordemos que fue el propio Ministerio de Interior, presidido en aquel entonces por el Sr. Zoido, el que había promovido en contra de la reforma anterior que acotaba la designación de vacantes de libre designación.

– En relación a la mal denominada ley de abusos policiales en el País Vasco, asunto introducido por el Partido Popular, por el representante de IGC se dijo que esa ley, lo hubieran deseado o no los legisladores de la misma, permite que los guardias civiles y sus familias soliciten indemnización por el tiempo que estuvieron, en ese periodo de tiempo hasta 1999, sufriendo violencia moral e incluso física por motivos políticos, al representar al Estado en la lucha antiterrorista, constituyendo eso vulneración de derechos fundamentales, aún de no haber sufrido éstos atentado terrorista, sin haber obtenido por ese motivo la consideración de víctimas del terrorismo.

Se dijo que IGC no formaba parte de la unidad de acción de asociaciones y sindicatos en contra de esa ley, entre otros motivos, porque se le había excluido por los mismos, según se nos había transmitido por la interlocutora de IGC con los anteriores.

No hubo reacción a lo dicho, si bien se hizo algún gesto de disconformidad, no por el presidente del PP Pablo Caso, sino por otro interlocutor del mismo partido, siendo por eso que a IGC le gustaría solventar esas diferencias de entendimiento.

– En relación al conflicto planteado por un sector de catalanes, que hoy gobiernan en Cataluña, introducido por algunos de los interlocutores de ambas partes, el presidente de IGC abogó por trasladar el modelo de fuerzas de seguridad de Navarra a Cataluña, corresponsabilizándose tanto la Administración autonómica como la del Estado de la Seguridad Ciudadana y Seguridad Vial, permitiendo que las Fuerzas de Seguridad del Estado recibieran denuncias por infracción penal y las investigaran en coordinación directa, que no subordinación, con la Policía Autonómica y las Locales, e igualmente que puedan cursar denuncias de tráfico y de otras administraciones, como policía administrativa.

Se justificó por el presidente de IGC que siendo la seguridad competencia exclusiva del Estado, aun cuando se decidiera su delegación en el pasado, debían las Fuerzas de Seguridad del Estado tener verdadera relevancia en esa Comunidad, para conseguir el merecido respeto por su labor a la sociedad. Todo ello sin perjuicio de mantener a los Mossos d´Escuadra como policía catalana, a requerimiento de toda esa población que la prefieren por una mayor identificación social y cultural con la misma, buscando formas ponderadas de respeto a la diversidad cultural, en el seno de la propia Cataluña.

Por parte de IGC, también se solicitó en atención al Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, que las asociaciones profesionales pudieran denominarse también como sindicatos, con el reconocimiento de los derechos que derivan de este derecho, con las limitaciones que sean preceptivas para salvaguardar la seguridad nacional y el orden público, además de los derechos de los demás ciudadanos.

– Se hizo observación por el presidente de IGC, que son muchos los guardias civiles que sufren y padecen sanciones o un Régimen Disciplinario excesivamente restrictivo, y alentó al Partido Popular a promover acciones en favor de la consecución de mayores cotas de justicia e igualdad en la Guardia Civil, persiguiéndose cualquier desviación de poder mediante profundas investigaciones.

No hubo tiempo para más y se puso fin a la reunión con muy buenos gestos, especialmente del recién elegido presidente del Partido Popular, D. Pablo Casado, y se hizo observación de que estas reuniones se repetirían.

Autor entrada: IGC Profesional

Deja un comentario