La asociación IGC, de la Guardia Civil, comienza una campaña de denuncias de mandos que abusan del uso de los recursos (El Correo de Madrid)

PorIGC Profesional

La asociación IGC, de la Guardia Civil, comienza una campaña de denuncias de mandos que abusan del uso de los recursos (El Correo de Madrid)

Independientes de la Guardia Civil (IGC) es una asociación con presencia en el Consejo de la Guardia Civil que ha experimentado un importante crecimiento en asociación y representación dentro del cuerpo tras las últimas elecciones de representantes. Desde este organismo aseguran que vienen detectando, cada vez más, usos incorrectos de material e instalaciones por parte de algunos mandos, lo que redunda en una pérdida de recursos para la acción diaria de los agentes.

 

Fuentes de IGC han asegurado a El Correo de Madrid, que van a comenzar una campaña de denuncias de estos usos poco éticos del material e instalaciones para intentar forzar a los responsables del cuerpo a que tomen medidas para que los recursos se empleen en el trabajo diario de los agentes. “Solamente así podemos garantizar una mayor eficacia en el servicio a los españoles”, aseguran.

El primero de los casos denunciados por IGC se ha producido en la Comandancia de Las Palmas, donde el sargento de la Unidad de Tráfico disfruta en exclusiva de los dos últimos vehículos que han llegado para prestar servicio para la ciudadanía. Son un Peugeot 3008 camuflado y un Mitsubishi ASX con todos los indicativos del cuerpo y los prioritarios (sirenas).

Estos dos vehículos son los más nuevos y están a disposición del sargento, que los mantiene fuera de servicio mientras que los agentes deben realizar las misiones encomendadas en vehículos que tienen más de 200.000 kilómetros y están en peor estado que los dos empleados por el responsable de Tráfico.

También denuncian que el mismo sargento mantiene en su puesto de destino, Cuartel de Santa María de Guía, una residencia concedida que se encuentra en desuso, puesto que él sigue residiendo en otra de su propiedad. De esta manera, además de mantener los dos vehículos fuera del uso de los agentes, detrae una residencia que podría estar siendo utilizada por otro compañero del cuerpo.

Desde IGC se ha hecho llegar esta circunstancia al director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, quien señaló que tomaba nota y se informaría. Sin embargo, desde la Comandancia de Las Palmas aseguran que el uso se que se está haciendo de los recursos está recogido en el correcto funcionamiento del cuerpo.

FUENTE El Correo de Madrid.

About the author

IGC Profesional administrator

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: