Monthly Archive mayo 2018

PorIGC Profesional

Circular C-11 – Incremento a 40 horas semanales

Con motivo de la publicación de la Circular C-11 Plan de Vacaciones Seguras en carretera Junio-Septiembre 2018, por la cual el computo de la jornada de trabajo semanal de servicio, se incrementara de 37,5 a 40 horas durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, IGC muestra su disconformidad ante tal medida por los motivos que a continuación se exponen:

Esta medida se aplica exclusivamente a motoristas y atestados en funciones operativas, dejando al margen al resto de personal de la Agrupación de Trafico, los cuales ya se encuentran realizando 40 horas semanales, considerando un agravio dicha medida en tanto que tienen la misma cualificación que el resto de personal afectado, por lo debería extenderse esta medida a toda la Agrupación, paliando así el numero de horas de exceso que realizara el  personal motorista y de atestados, al incrementarse los servicios operativos por personal que habitualmente no los realiza.

Con esta decisión, se esta dificultando la conciliación familiar del personal afectado, al realizarse en fechas en las que los familiares, especialmente los hijos, se encuentran en periodo vacacional. Con la aplicación de esta norma, se reduce el tiempo libre que pueden dedicar a la familia y al cuidado de los hijos durante este periodo.

Requiere un elevado sobreesfuerzo del personal, al darse en una época del año en la que las altas temperaturas ambientales, son mas elevadas en las carreteras. Así mismo, la penosidad producida por realizar el trabajo en carreteras al aire libre, el incremento de trabajo durante la jornada y el aumento del numero de horas, sin duda va a originar una menor calidad del servicio.

Los argumentos que se esgrimen para la aplicación de esta circular, incremento de siniestralidad vial en periodo vacacional, no son ninguna novedad, ya que es algo que todos apreciamos todos los años y que estas medidas, que ya fueron aplicadas el año pasado, si bien es cierto que disminuyeron la siniestralidad, no lo es tanto por el éxito de la misma, si no por el incremento de personal en servicios operativos que esta conlleva.

Con el incremento de horas de servicio se incrementan también los descansos singularizados, donde por el elevado numero de servicios prestados en horario nocturno y festivo, y la aplicación de la norma que no puede concederse mas de dos DAS por periodo, conllevará en el mejor de los casos que se disfruten dentro de mucho tiempo y en el peor, que se perderán por caducidad sin ningún tipo de compensación a cambio.

Esta decisión va a generar un agravio entre los componentes de unidades en las que se aplique y en las que no se haga, pudiendo llegar en el caso de continuar con la aplicación de la norma, a que el personal de estas unidades decidan solicitar destino en otras donde no se aplique, con lo que se  conseguiría mermar aun más, las plantillas mas necesitadas en esas fechas.

Aunque existe una alarmante falta de personal en muchas Unidades de la Agrupación, hay muchísimos Guardias que han realizado algún curso de especialización de Tráfico que no pueden conseguir destino en la Agrupación, llegando en algunos casos a pasar el plazo en que pueden ser destinados con carácter forzoso, perdiéndose así la posibilidad de amortizar la formación recibida.

Esta circular no especifica como se llevara a cabo este incremento de horario, existiendo dos únicas opciones, incrementando la duración de los servicios, lo cual obligaría a realizar servicios mas largos y agotadores, o por el contrario nombrando mas servicios durante el periodo, lo que conllevaría reducción de días de descanso.

El incremento de horas de trabajo vulnera los derechos adquiridos a lo largo de los años y lo consideramos una discriminación con respecto al resto de los funcionarios, siendo una situación coyuntural cíclica y previsible que se pueden paliar con otro tipo de medidas.

Por todos estos motivos creemos que existen otras opciones menos perjudiciales para los Agentes a los que va dirigida esta medida, la cual tememos que podría aplicarse todos los veranos, tales como:

  • Concentrar personal voluntario a las zonas mas conflictivas desde las que presentan baja siniestralidad en estas fechas.
  • Realizar bolsas de trabajo en las que el personal interesado voluntariamente tenga opción de realizar servicios de refuerzo los días que sea necesario.
  • Aplicar el articulo Artículo 10.2 de la Orden General número 1 de 2016, por la que se regulan las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil, el cual no se aplica actualmente y en la que se establece que los Guardias Civiles destinados en las Unidades que se determinen, podrán optar por no disfrutar vacaciones desde el 15 de junio al 15 de septiembre para acogerse de manera voluntaria a la prestación de servicios específicos, y siempre que se mantengan durante dicho periodo en situación de disponibilidad para el servicio, haciendo uso de sus vacaciones en otras épocas del año. De esta forma por cada Guardia que se acogiese a esta opción, permitiría no aplicar la circular C-11 aproximadamente a 15 Guardias, añadiendo a esto las ventajas de que se realiza voluntariamente y no requiere ningún sobreesfuerzo del personal que lo realiza.
  • Reforzar los servicios operativos con el personal de la Agrupación que habitualmente no los realiza.
  • Comisionar personal con la capacitación necesaria que no este destinado en la Agrupación actualmente durante las fechas que se considere oportuno contabilizándose estos periodos como destino a efectos de méritos.
PorIGC Profesional

Resumen Grupo de Trabajo sobre Especialidades

El 16 de mayo de 2018 en la DGGC, tuvo lugar el Grupo de Trabajo sobre Especialidades de la Guardia Civil.

Como se trata de un grupo bastante adelantado, se resumirá el articulo a las alegaciones dadas por parte de IGC:

1 – Pérdida de cualificaciones específicas
Aclarar causas de pérdidas y llegado el caso, proceder antes a un reciclaje previo a determinar su pérdida.

2 – Servidumbre
Se considera que debe ser como máximo 3 años, ya que todo lo que supere ese tiempo se considera excesivo y desproporcionado.

3 – Publicación de cursos de especialidades
Todos los cursos deben ser abiertos sin reserva de plazas para ningún colectivo o persona.

En la reunión se trataron también los siguientes temas:

Dejaron claro que la norma regulaba el tiempo de servidumbre, los niveles y modalidades del catálogo de puestos ya creado y su  modificación, no entraba en valoración.

Seguridad Ciudadana no se introduce en la norma como especialidad, al igual que las USECIC, debido a que estas últimas,  se consideran unidades de apoyo a Seguridad Ciudadana aunque puntualmente ejerzan labores de control de masas.

La norma se basa únicamente en el CES, por lo que las dudas surgidas sobre GRS, conductor, Casa Real, cinológico, etc…., se deben ceñir al complemento específico, que es el que dicta su puesto de trabajo y no le da derecho al reconocimiento de años por ejercer otras actividades.

Las fichas recogen, entre otros, requisitos de conocimientos previos para ocupar vacantes, empleos que pueden ocupar dichas vacantes, si se requiere actualización de conocimientos periódica o realización de pruebas según especialidades.

Se nos informa que las pretensiones son la realización de pruebas de actualización de conocimientos, reciclaje, etc, realizadas cuando un guardia civil pase destinado a una especialidad, evitándose la llamada masiva como hasta ahora venía produciéndose, con el consiguiente ahorro económico. Muchas de ellas serán a través de la aplicación de teleformación.

Los límites de edad de permanencia en especialidades, tienden a eliminarse a favor de las pruebas de renovación y mantenimiento.

Por otro lado las intenciones de la DGGC, son diferenciar los empleos de mando y dirección (Suboficial para arriba), con ocupación de puestos de dirección (algunos con cualificaciones específicas y otros no) y los de especialistas todos ocupados por personal cualificado.

Queda una reunión prevista a primeros de julio, pero con pocas expectativas de cambio.

IGC, Independientes de la Guardia Civil

PorIGC Profesional

INDEPENDIENTES DE LA GUARDIA CIVIL (IGC) CONSIDERA NECESARIA LA INTEVENCIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS EN EL COMBATE CONTRA EL TRÁFICO DE DROGAS EN EL ESTRECHO DE GIBRALTAR

Que el Estrecho de Gibraltar y todas las poblaciones de su entorno, junto con su mar territorial, se haya convertido en la zona geográfica más insegura de Europa para la entrada de cocaína y hachís, tiene su consecuencia en un problema grave de inseguridad para los ciudadanos y para las fuerzas de seguridad que tratan de impedirlo.

A la falta de personal como consecuencia de las jubilaciones y el envejecimiento de los guardias civiles, sin reposición de efectivos por la crisis económica, en los últimos años, además de la escasez de grupos especializados en la investigación, o faltos de efectivos suficientes, la impunidad o debilidad y falta de eficacia que los delincuentes organizados detectan en la fuerzas de seguridad, junto con el grave problema de desempleo, abonan el terreno a este tipo de delincuencia con graves consecuencias, no solo para la seguridad e integridad física de las personas, sino también para la seguridad nacional y el orden público.

Es por eso que, ante la cercanía de la base naval de Rota, Independientes de la Guardia Civil (IGC) considera oportuno que el Consejo de Ministros, incluso con el apoyo del Parlamento español, debería encomendar a las Fuerzas Armadas de funciones complementarias y de apoyo a la Guardia Civil para detener a los traficantes, antes de su desembarco, cuando trasladan la droga en las lanchas de alta velocidad y capacidad para lograr zafarse de la intervención policial.

El apoyo se justificaría en la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, que requiere de las Fuerzas Armadas su intervención junto con las Instituciones del Estado y Administraciones Públicas, para preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo u otras necesidades públicas, conforme a la legislación. Y más concretamente le ley les encomienda la vigilancia de los espacios marítimos, como contribución a la acción del Estado en el mar, así como proteger la vida de su población e intereses.
Igual que la Guardia Civil puede realizar misiones militares encomendadas por el Gobierno, junto con las Fuerzas Armadas, deben éstas prestar apoyo a la Guardia Civil para cumplir sus funciones de seguridad ciudadana, protección del orden público, y vigilancia y persecución de los delincuentes en el mar territorial para la protección de nuestras fronteras.

Esta petición será traslada por la asociación profesional representativa de los Independientes de la Guardia Civil (IGC) a la Ministra de Defensa, al Ministro de Interior, Presidente del Gobierno y grupos parlamentarios.

PorIGC Profesional

CUARTEL DEL PUERTO DE MAZARRÓN. 106 AÑOS DE HISTORIA

En el año 1912, no solo se hundió el Titanic, sino que también se construyó el edificio donde, a día de hoy, tiene su sede el Cuartel de la Guardia Civil del Puesto Principal del Puerto de Mazarrón.

El edificio de referencia, con 106 años de historia, actualmente se encuentra completamente vallado y apuntalado, declarado sus estancias y pabellones como ruinosas, existiendo un espacio de trabajo y de atención al ciudadano digno de épocas pasadas.

La delegación de la Región de Murcia de IGC, denuncia la absoluta dejadez y abandono que sufren los Guardias Civiles en las instalaciones de su centro laboral, viejas y obsoletas, esperando pacientemente que la administración tome una decisión sobre el edifico en cuestión, el cual no sólo no cubren las necesidades básicas de un lugar de trabajo adecuado, sino que tampoco se encuentran adaptadas a la población civil, que por sus necesidades y problemas se ven obligadas a visitar dichas dependencias , sin disponer siquiera de una estancia en la que más de tres personas puedan estar sentadas mientras esperan a ser atendidas.

También mencionar la ausencia de equipo de aire acondicionado en la sala de espera del cuartel, lo cual supone un calvario para los ciudadanos que se encuentran a la espera de ser atendidos. Dichas instalaciones, además de lo ya indicado, no dispone de una humilde máquina expendedora de café o de una pequeña máquina donde disponer de agua fresca, refresco o tentempié, para mitigar en la medida de lo posible las altas temperaturas que se alcanzan en época estival.

No es de recibo, que en pleno siglo XXI se dispongan de instalaciones tan obsoletas como las del Puesto del Puerto de Mazarrón, siendo estas las de una localidad que durante 6 meses al año multiplica su población hasta por 10, sobre todo en época estival,  y siendo una unidad con un volumen considerado de diligencias instruidas a lo largo de todo un año y más aún, teniendo conocimiento la administración de tal situación, no aportando esta solución alguna.

A todo ello además hay que sumarle que los vehículos con que ejercen su función policial rondan entre los 200.000Kms y los 500.000kms
aproximadamente.

Desde Independientes de la Guardia Civil, solicitamos unas instalaciones dignas para el correcto desarrollo de la función policial, así como que estas se encuentren adaptadas a todas aquellas personas que tienen el derecho a usarlas, tanto se refiere a agentes como a ciudadanos, a los que con humildad y constancia estamos orgullosos de servir.

PorIGC Profesional

LA RAZÓN: Tensión en Algeciras: «Saben quiénes somos. Nos sentimos como en otra Alsasua, con la misma presión»

Los guardias civiles aseguran que la situación que se vive «roza lo imposible» y que el acoso ha aumentado.

Lo que ocurre en el Campo de Gibraltar y zonas adyacentes es el particular «alde hemendik» («iros de aquí» de los proetarras) que ponen en marcha los narcotraficantes que operan en esta parte de España. La agresión del pasado sábado a agentes del GAR, aunque oficialmente se le quiera dar un perfil bajo, es una prueba más de la estrategia de estos delincuentes para frenar la acción de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Según diversas fuentes consultadas, la presencia en un restaurante de El Rinconcillo, de Algeciras, de nueve agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, que vestían de paisano pero que fueron descubiertos por su acento, corpulencia, corte de pelo y marcialidad, es un incidente más. No pasaron inadvertidos a algunos de los 400 asistentes a una Primera Comunión, 40 de los cuales trataron de linchar a los agentes. Pero lo que viene ocurriendo en Algeciras viene ya de lejos y se ha recrudecido en el último año, con una mayor virulencia desde que se cerró el paso del Río Guadarranque, lo que ha hecho que los clanes de la droga recrudezcan su actuación contra las Fuerzas de Seguridad al verles como una clara amenaza al negocio de la droga que les genera cantidades ingentes de dinero.

Aunque no hayan trascendido, destacan fuentes de IGC en Algeciras «ha habido bastantes agresiones en el último año» contra Guardias Civiles un territorio que, dicen ya «roza lo imposible». Agunos agentes aseguran que, aunque no se diga, «el acoso laboral y familiar» existe. Sin ir más lejos, recuerdan, «hace dos o tres meses dieron una paliza a un compañero en su coche, cuando salía de trabajar. Le rompieron los cristales», destacan las mismas fuentes. La rotura de lunas, retrovisores y coches es algo ya cotidiano. «Nos sentimos como en Alsasua. No son los años de ETA, pero sentimos la misma presión que merma mucho la situación de los compañeros», destacan. Los guardias civiles prefieren no hablar de los casos que se repiten y aseguran que llevar allí a vivir a las familias «es algo muy personal, pero la verdad es que no es un destino cómodo» sobre todo cuando les identifican fuera de servicio. «Saben quiénes somos», y muchos ni siquiera tienen a sus familias viviendo en la zona de destino por seguridad.

El narco está cada día más envalentonado y trata de presionar por todos los medios a los agentes para dificultar su labor y transmitirles el mensaje de que no pintan nada allí, que es una zona «liberada» para que las bandas puedan seguir con el transporte de hachís desde Marruecos a España.

El «modus operandi» del narcotráfico, seis clanes organizados para proteger el negocio de la droga y la mercancía, impide a los guardias incluso acercarse a las lanchas. «Cuando uno de los nuestros del servicio marítimo se acerca a interceptar un cargamento las embarcaciones del narcotráfico son siempre más rápidas porque van a la última» y además, destacan, van siempre escoltadas por siete u ocho embarcaciones a la vez. También se han dado casos en los que, por la noche, cuando una de las patrullas intentaba evitar la introducción de hachís, «dos 4×4 han tratado de quitarles de en medio».

«El problema es que es una batalla desigual, en la que los malos tienen más medios, apoyo de cierta población e infraestructura (transportistas de droga), que los buenos» (Fuerzas de Seguridad del Estado). Así se expresa un agente con larga experiencia en el mundo del narcotráfico al definir la situación del Campo de Gibraltar y otras zonas de esa costa, donde son constantes, a diario, las descargas de hachís proveniente de Marruecos.

La situación de presión sobre las Fuerzas de Seguridad permanece con tendencia a aumentar. Las fuentes consultadas consideran que, además de los medios materiales y humanos, hacen falta medidas legales efectivas, para que, por ejemplo un narco no esté en la calle al poco tiempo tras el pago de una fianza y que el que agreda a un agente vaya directamente a prisión. Saben cómo trabajamos y por ellos saben cómo contrarrestarnos».

FUENTE: LA RAZÓN.

PorIGC Profesional

Resumen del Grupo de Trabajo para la modificación de la Ley de Personal

El jueves 10 de Mayo de 2018, tuvo lugar la primera reunión del Grupo de  Trabajo para la modificación de la Ley 29/2014 de Régimen de Personal de la Guardia Civil.

Está previsto que la misma se apruebe en el Consejo de la Guardia Civil,  el próximo mes de Septiembre, y que posteriormente se lleve a una tramitación en sede parlamentaria, para su previsible aprobación en finales del 2019.

Sobre los diferentes aspectos tratados en dicha sesión, cabe puntualizar lo siguiente:

En cuanto al tema de la asistencia al personal, el GC que se encuentre en situación de acoso laboral, en virtud de sentencia firme, tendría derecho a la asignación de un nuevo destino de similares características y, como medida protectora, se le podría nombrar una comisión de servicio.

Habrá una modificación de los requisitos de titulación para el ingreso en la Guardia Civil en la Escala de Cabos y Guardias. A partir de 2022, será necesario estar en posesión del titulo de Bachillerato o equivalente.

Igualmente, se va a tratar de construir un modelo de carrera, en el que no exista embotellamiento de ascenso en ningún empleo ni escala. En la reunión se estimó, que con la modificación de la Ley, el ascenso de Cabo a Cabo 1º , será aproximadamente de 1 año. La plantilla reglamentaria incluirá el número máximo de efectivos, estableciendo de forma conjunta los empleos de Cabo y Cabo 1º.

Será requisito, para cualquier ascenso, no haber alcanzado la edad máxima que determina el pase a la situación de reserva. La plantilla adicional se aplicará a todos los empleos, no únicamente a los Generales, en un tanto por ciento que se determinará reglamentariamente.

En cuanto a las situaciones administrativas, los Guardias Civiles quedarán en situación de excedencia por prestación de servicios en el sector público, cuando pase a la situación de servicio activo en otro cuerpo o escala de cualquiera de las administraciones públicas, mientras desarrollen el periodo de formación.

Desde IGC vamos a estudiar las alegaciones que consideremos oportunas presentar.

Para finalizar, constar que el próximo Grupo de Trabajo sobre la materia, se celebrará el 14 de Junio.

PorIGC Profesional

Resumen del Grupo de Trabajo, para la Orden General sobre normas de policía personal, aspecto físico y trato con la ciudadanía.

El martes 8 de Mayo de 2018, se llevó a cabo el segundo Grupo de Trabajo sobre el borrador de Orden General sobre normas de policía personal, aspecto físico y trato con la ciudadanía para los guardias civiles.

Se hace constar que el nuevo borrador presentado por la DGGC, es incluso mas restrictivo que el primero. A este respecto, IGC considera que se rebasan ciertos aspectos de regulación y se está materializando una prohibición generalizada de ciertas costumbres adquiridas.

Se ha tratado el borrador con las siguientes puntualizaciones por la DGGC.

Art. 2 – Sobre la aplicación de la norma.
La norma será de aplicación a todo el personal de la Guardia Civil, estando de uniforme e incluyendo a los alumnos de centros formativos.

Art. 4 – Cabello
Los tintes deberán ser de color natural, autorizando mechas a las mujeres.

IGC considera esta norma discriminatoria por razón de sexo, ya que deja, de manera clara, fuera al personal masculino.

Art. 4.3 – Cortes de cabello en personal masculino
La DGGC, aporta dibujos en los que se ofrecen varios modelos de corte.

Art. 5 – Bigote y barba
Ambos se dejarán crecer cuando no se preste servicio.

Art. 8 – Accesorios
Las gafas se autorizan a portar con cordones , no pudiendo colgarlas del uniforme y/o portar en forma de diadema, entre otras regulaciones.
Próximamente se incorporará al aplicativo ALFIL una mochila de dotación.
Los llaveros no podrán llevarse a la vista, recalcando desde la DGGC que se porten en los bolsillos.

Art. 9 – Tatuajes y perforaciones
Sobre este apartado, el mas polémico, la DGGC va un paso mas allá si cabe.
El presente borrador prohíbe completamente portar tatuajes visibles de uniforme y, si se hiciera uno posterior a la entrada de la norma, contempla la posibilidad de abrir una falta disciplinaria además de la obligatoriedad de borrar el mismo.
Para quienes ya los tuvieran, además de la necesidad de taparlos durante el servicio, deberán realizar una declaración jurada en su Unidad, en la cual dejen por escrito cada uno de los tatuajes que tienen por su cuerpo.

Sobre los diferentes aspectos relatados, las asociaciones muestran su disconformidad con la excesiva restricción aplicada en el borrador. Además IGC, puntaliza lo siguiente en particular:

  • Que los tatuajes visibles son imposibles de tapar en muchos destinos, ya que por las condiciones meteorológicas de su ubicación, pueden enfrentarse a temperaturas altas. En respuesta, la DGGC manifiesta que se podrán exceptuar por prescripción médica y se propondrá que el Jefe de Unidad o  nivel Comandancia/Compañía/Puesto, sea el que autorice a llevarlos tapados o no.
  • Se hace constar la imposibilidad de taparlos o maquillarlos, ya que imagen es bastante peor que llevarlos visibles. El resto de asociaciones comparten esta idea.
  • Igualmente se explica desde IGC, que con un certificado médico, el que tenga tatuajes no se los cubrirá por lo que la norma carece de
    sentido de aplicación.

Desde IGC seguiremos aplicando el sentido el común y trataremos que el mismo, sea aplicado a la Guardia Civil.